Cuentas con Hacienda

Como todos los años, nos toca retratarnos con Hacienda, y hacer las cuentas del impuesto sobre la renta. Parece que ahora es más sencillo que en los años 80 y 90 cuando, necesariamente, se hacían a mano (o máquina) en papel autocopiativo, y había que encargárselo a alguien.

Pero, aunque lo hagamos nosotros, online, NO es más sencillo. Todo lo contrario, se ha hecho más complicado. Y no digo solo para los ciudadanos que están desenganchados (de manera voluntaria o forzosa) de los sistemas telemáticos. No tiene que servirnos, “yo solo tengo mí nómina, así que, entre y confirmo el borrador”.

¡No lo hagas!. Mira todos los apartados de la declaración de Hacienda. Es muy fácil que se escape algo, tanto con mejor resultado como peor para nosotros. Y, aunque no es el ogro sancionador que nos quieren vender, los errores SÍ tienen consecuencias económicas muy perjudiciales para nosotros. Así que: mira bien y presta atención. Revisa todas las páginas del borrador, aunque no parezca que tienen nada que ver con tú situación. Si dudas, pregunta.

El alquiler que cobro, ¿es de vivienda destinada a domicilio o turístico?

¿Dónde incluyo el pago a sindicatos? ¿O partidos políticos?

¿Ya están las donaciones que hice?

¿Incluyo a mi hija mayor de edad, que vive conmigo? ¿Y sus ingresos?